martes, 17 de julio de 2012

La importancia del Proyecto Politico Pedagógico en la unidad escolar.

Es universalmente difícil obtener éxito y aceptación del P.P.P. en una unidad
escolar sin el empeño y participación de toda equipo en el proyecto, el buen desarrollo en clase, y un trabajo de concienciación de sus ventajas para toda la comunidad escolar.
Este proyecto no es un expediente formal elaborado al inicio de cada año lectivo para poner en el fichero. Él realiza mediante el expediente continuo de reflexión sobre la práctica pedagógica, en que la equipo escolar discute, propone, realiza, acompaña, evalúa y registra las acciones que van desarrollar para atingir objetivos colectivamente delineados.


La cooperación y el trabajo de todo equipo es esencial para que el P.P.P. de la unidad escolar tenga éxito, es necesario la colaboración de lo todo para integrar el equipo multi profesional, alumnos y la comunidad. Ultra de ayudar el incentivo en trabajos en equipo, la cooperación, y hasta mismo para superar dificultades en el desarrollo de las tareas diarias y en su conclusión, mismo con adversidades que vengan a ocurrir, queda más fácil la solución.
Es primordial que el equipo escolar desarrolle un P.P.P. colectivamente, para
que de la primera hasta la última serie de la enseñanza fundamental existan objetivos comunes para alcanzarse (es muy importante considerar experiencias anteriores de profesores de las series iniciales cómo los finales, pero es necesario agregar nuevos elementos). El proyecto educativo es un instrumento importante, la participación de todas las disciplinas en este proyecto es muy importante en lo expediente y desarrollo de las habilidades y competencias de estos alumnos en distintas áreas.
En este expediente, el equipo escolar produce su conocimiento pedagógico
(construyendo y lo reconstruyendo diariamente en clase), con base en estudios teóricos en la área de educación y en otras áreas. El cambio de experiencias entre parejas y en otros agentes de la comunidad, incluso los alumnos y sus padres.
Al desarrollar su P.P.P., la escuela debe discutir y exponer, con claridad, valores colectivos, delimitando prioridades, definiendo resultados deseados. Debe también incorporalo a su propia evaluación, a su trabajo, todo en función del conocimiento de la comunidad en que actúa y de su responsabilidad para con ella.
Este debe actuar para que los alumnos puedan desarrollar capacidades de
distintas competencias y, de este modo, poder construir sus identidades y sus proyectos de vida de forma concienzuda. Es importante llevar en consideración los momentos de vida de los alumnos, sus características sociales, culturales y sus individualidades. En este expediente, serán compartidos saberes diferenciados, de profesores y alumnos; de adultos y chicos; de adolescentes y jóvenes, o sea, de individuos con historias distintas y semejantes. En su proyecto, la escuela deberá colaborar para aproximar expectativas, necesidades y deseos de profesores y alumnos.
El trabajo del equipo escolar con objetivos simples y directos provoca el estudio y la reflexión sobre problemas reales, organiza el planeamiento que va a tener sentido en las acciones diarias, reduce la improvisación y estimula el planeamiento, el arbitrio de las imposiciones y las conductas ya definidas y rutineras que, muchas veces, son incoherentes con los objetivos educacionales compartidos. La importancia de jornadas de trabajo que incluyan tiempo específico para una actuación colectiva del equipo escolar. Es importante que ella tenga conocimiento de factos de sus alumnos, reconozca sus necesidades, su situación social y económica, sus expectaciones, su diario vivir, que hacen fuera de la escuela, pero para eso es necesario colectar datos y ordenarlos.
Según Libâneo ( 1998 ); la colaboración, el nivel de decisión y la construcción en conjunto, siendo esta la última lo que si pretende hoy, porque caracteriza en involucrar las personas igualmente, y que todos crezcan juntos, transformen la realidad y creen el nuevo en provecho de todos y con el trabajo coordenado. Los elementos básicos de enseñanza, en forma didáctica como fueran arriba expuestos, pueden pasar la impresión de construcción de elementos aislados entre ellos, cuando en realidad deben, eso sin, sean precedidos y asumidos como una totalidad curricular, o sea, una percepción global del expediente enseñanza-aprendizaje, como, principalmente, una
práctica pedagógica que articule dinámicamente el pensar, el hacer y el sentir.  
Por tanto la importancia de un P.P.P. en la escuela y su correcto y colectivo desarrollo, es mas que necesario para la construcción del conocimiento del alumno, sin duda es esencial la organización escolar como un espacio vivo, donde la ciudadanía pueda ser ejercida a cada momento y, de este modo, sea aprendida, haciendo con que los alumnos si apropien del espacio escolar y refuercen los enlaces de identificación con la escuela.
Así, como los pleitos apuntados respecto a la integración y cooperación y respecto a la diversidad y al desarrollo de la autonomía, pueden ser pensadas dentro de la dinámica de trabajo del director, del coordinador, de los profesores y de los funcionarios y de los padres, pero eso es un proyecto que solo va a realizarse si los comportados consiguen actuar de manera integrada y cooperativa. Mismo en relación a disponibilidad para la aprendizaje, es importante que ella si extienda a todos los comportados en lo proyecto,
es necesario estar abierto a lo que hay de nuevo en el mundo y en la área educacional.


REFERÊNCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

DOMINGUES,J.L.Didática e currículo: aproximações e especificidades. Anais,VII
ENDIPE.Goiânia: 1994.

LIBÂNEO,J.C.Didática.São Paulo: Cortez, 1998.