domingo, 12 de agosto de 2012

5 rituales para comenzar mejor el día - Universia

¿Quién nunca ha comenzado un día deseando que el mismo pronto se acabara? Si has respondido con un "¡No sé!" a esa pregunta, sepas que no es el único. Todos vivimos muy apremiados por una rutina que, a lo mejor, la aguantaría un robot. La apremiante rutina y la contante amenaza de perdida de los medios de vida están haciendo que las personas se preocupen cada vez más con salir con la suya. Esto hace con que la gente esté cada día menos dispuesta a ser pulida y gentil. Abajo hay una materia de Universia que aporta más informaciones sobre el tema y nos brindan cinco consejos para empezar mejor el día y no caer en la trampa del mal humor. Acompaña:

Tómate un tiempo para escribir una lista de las cosas que debes ignorar durante el día"Todos nos hemos sentido abrumados por la rutina. La semana se nos hace larga y cada día cuesta un poco más levantarse de la cama. Sin embargo, existen rituales que pueden hacer que tus días transcurran cada vez mejor.
El portal realsimple.com propone cinco rituales rápidos que puedes practicar a diario para empezar tus jornadas con el pie correcto. Hay días en que te levantarás repleto de energía y otros en que sentirás no tener fuerza para nada pero debes seguir adelante.

 1. Desayuna todos los días lo mismo. La consistencia en la alimentación es clave para cargar las energías que llevarás durante todo el día. Asegúrate de ingerir alimentos saludables durante las mañanas, se recomiendan frutas, verduras, yogur con cereales, etc.

2. Tómate el tiempo de disfrutar tu desayuno. Muchas veces en la urgencia de salir rápido de casa apuramos nuestra bebida matinal. Los expertos recomiendan que tomes tu café sentado cómodamente sintiendo su aroma y sabor. Verás cómo este pequeño ritual matinal te ayudará a comenzar el día más relajado.

3. En lugar de escribir una lista de tareas que debes cumplir, escribe una sobre las que debes ignorar. De esta forma te liberarás de posibles distracciones inútiles y de la culpa de no realizar tareas que no son fundamentales. Mantén tu mente sólo en lo esencial y desecha todo lo que distrae tu atención.

4. Apaga tu mente durante algunos minutos. Así como es fundamental mantener la concentración en momentos claves de tu actividad diaria, al comenzar el día es igualmente importante que dediques un tiempo a despejarte. Escuchar música, mirar unos minutos de televisión o simplemente conversar de temas triviales con algún amigo te ayudará a empezar tu jornada de forma más distendida. Cuando debas concentrarte en tu trabajo tu mente se hallará menos nublada por pensamientos banales.

5. Cuando llegues a tu lugar de trabajo o de estudio, tómate un tiempo para charlar con tus compañeros y escuchar cómo empezaron sus días. Cuando estamos estresados es muy difícil prestar atención a los que nos rodean, pero si lo haces comprobarás que la empatía no sólo es beneficiosa para ellos sino para ti también."

Fuente: Universia Chile - 06/08/2012

Lee también:
Los beneficios de dormir siesta

Por: Cleber Lopes