jueves, 2 de agosto de 2012

“La honra cría las artes” - Lazarillo de Tormes

La vida es dura y, tal como aconseja el ciego al Lazarillo en la obra, “más da el duro que el desnudo”; cada cual busca su aprovechamiento sin pensar en los otros, por lo que, como se dice al principio de la obra arrimandóse a los buenos “se será uno de ellos”, esto es, para ser virtuoso hay que fingir ser virtuoso, no serlo.

Sin duda alguna, si trata de una visión de un humanista desencantado, acaso judeoconverso y erasmiano, a pesar de que Marcel Bataillo niega el influjo directo de Erasmo en la obra.



Como consecuencia, resultó la inclusión de esta obra en el índice de libros proibidos de la inquisición, la cual permitió al cabo la circulación de una versión expurgada de los pasajes anticlericales.

El Lazarillo fue, además, una obra muy traducida e imitada, y su influjo, profundo, marcó tanto la literatura española que podría decirse que sin ella no habrían podido escribirse ni Don Quijote de la Mancha, ni treintena de novelas picarescas españolas y extranjeras que se han conservado.


La obra está dividida en siete tratados y cuenta en primera persona la história de Lázaro González Pérez, un niño de origen muy humilde, que nació en un río de Salamanca ( España ), el Tormes, em siglo XVI, desde su nascimiento y mísera infancia hasta su matrimonio, ya en la edad adulta, toda ella se cuenta en forma autobiográfica y es considerada precursora de la novela y anónima en estilo epistolar, por elementos como el realismo, la narración en la estructura itinerante entre vários amos y la ideología moralizante y pesimista. La edición más antigua data de 1554.

Entre “fortunas y adversidades”, Lázaro evoluciona desde su ingenuidad inicial hasta desarrollar un instinto de supervivencia. Lazarillo de Tormes es un esbozo irónico y despiadado de la sociedad del momento, de la que se muestran sus vicios y actitudes hipócritas, sobre todo las de clérigos y religiosos. Hay diferentes hipótesis sobre su autoría. Probablemente el autor fue simpatizante de las ideas erasmistas. Esto motivó que la inquisición la proibiera y que, más tarde, permitiera su publicación, una vez expurgada. La obra no volvió a ser publicada íntegramente hasta el siglo XIX.

En 1605, su autor, el fraile Jerónimo José de Siguenza atribuyó la autoría del Lazarillo al también Jerónimo Fray Juan de Ortega. Dicen que siendo estudiante en Salamanca, mancebo, como tenía un ingenio tan galán y fresco, hizo aquel librillo que anda por ahí, llamado Lazarilli de Tormes, mostrando en un sujeto tan humilde la propiedad de la lengua castellana y el decoro de las personas que introduce con tan singular artificio y donaire, que merece ser leído de los que tienen buen gusto. El indicio desto fue haberle hallado el borrador en la celda, de su própria mano escrito.

Por la época en que se publicó Lazarillo, Fray Juan de Ortega era general de los Jerónimos, lo cual explicaría que el libro apareciese sin autor. No queda constancia, sin embargo, de ninguna otra obra que hubiera compuesto y no existe ningún otro argumento firme en favor de esta teoría.

En 1607, en el catálogo de escritores españoles ( Catalogus Clarorum Hispaniae Scriptorum ) que redactado por el flamenco Valerio Andrés Taxandro se dice que Diego Hurtado de Mendonza, poeta y diplomático. Otros autores del siglo XVII mencionan esta atribuición, que alcanzó cierta fortuna, sobre todo el siglo XIX. No hay argumentos concluyentes en favor de esta hipótesis.

Cuenta Lázaro su vida y cuyo hijo fue; Pues sepa vuestra merced ante todas cosas que a mí llaman Lázaro de Tormes, hijo de Tome González y de Antona Pérez, naturales de Tejares, aldea de Salamanca. Mi nascimiento fue dentro del río de Tormes, por la cual causa tome el sobrenome, y fue desta manera. Mi padre, que Dios perdone, tenia cargo de proveer una molienda de una acena, que esta ribera de aquel río, en la cual fue molinero mas de quince años; y estando mi madre una noche en la acena, preñada de mí, tomole el parto y pariome allí: de manera que con verdad puedo decir nacido en el río. Pues siendo yo niño de ocho años, achacaron a mi padre ciertas sangrías mal hechas en los costales de los que allí a moler venían, por lo fue preso, y confeso y no negó y padeció persecución por justicia. Espero en Dios que esta en la gloria, pues el evangelio los llama bienaventurados. En este tiempo se hizo cierta armada contra moros, entre los cuales fue mi padre, que a la sazón estaba desterrado por el desastre ya dicho, con cargo de acemilero de un caballero que allá fue, y con su señor, como leal criado, feneció su vida.

Mi viuda madre, como sin marido y sin abrigo se viese, determino arrimarse por ser uno dellos, y vinose a vivir a la ciudad, y aquillo una casilla, y metiose a guisar de comer a ciertos estudiantes, y lavaba la ropa a ciertos mozos de caballos del comendador de la Magdalena, de manera que fue frecuentando las caballerizas. Ella y un hombre moreno de aquellos que las bestias curaban, vinieron en conocimiento. Este algunas veces se venia a nuetra casa, y se iba a la mañana ; otras veces de día llegaba a la puerta, en achaque de comprar huevos, y entrabase en casa. Yo al principio de su entrada, pesabame con el habiale miedo, viendo el color y mal gesto que tenia; mas de que vi que con su venida mejoraba el comer, fuile queriendo bien, porque siempre traía pan, pedazos de carne, y en el invierno leños, a que nos calentábamos. De manera que, continuando con la posada y conversación, mi madre vino a darme un negrito muy bonito, el cual yo brincaba y ayudaba a calentar. Y acuerdemo que, estando el negro de mi madre, y señalando con el dedo decía: “! Madre, coco !”. Respondió él riendo: “! Hideputa!”. Yo, aunque bien muchacho, note aquella palabra de mi hermanito, y dije entre mi: “! Cuantos debe de haber en el mundo que huyen de outros porque no se ven a sí mesmos !”. ( Fragmentos de “La vida de Lazarillo de Tormes y sus fortunas y adversidades”.)

Analisis.
El primer tratado comieza con Lázaro de Tormes contando la história de su infancia. Su sobrenombre proviene del lugar donde nació, que fue el río Tormes. A los ocho años su padre, Tome González, fue acusado de robo y obligado a servir a un caballero en contra de los moros. Durante esta expedición perdió su vida.

Lázaro y su madre, Antona Pérez, se fueron a vivir a la ciudad donde ella cocinaba a los estudiantes y lavaba la ropa a los mozos de caballos del comendador de la Magdalena. Ella empezó a tener relaciones con un mozo llamado Zaide, y Lázaro aceptó la relación entre ellos porque percebió que él traía mejor comida a la casa. Luego, nació el hermano por parte de madre de Lázaro, que él calentaba por veces y también divertiarse.

És un romance autobiográfico y de estructura narrativa, pero na realidad muy complexa, como una carta, una especie de confición del personaje.

La originalidad de la história cría un género literario realista, la novela picaresca, mediante al recurso de la parodia de narraciones caballerescas idealizantes del renacimiento, las epopeyas de actitudes belicosas y los libros de angelicos pastores y nobles enamorados es opuestas una epopeya de la hambre, que mira solamente por abajo del cuello y si preocupa sólo de la subsistencia, en lina con la tradición realista de la literatura española, como también el extremo opuesto de las sagas medievales, surgiendo el pícaro una especie de antiheroe de los tradicionales historias de la época.

Crea la ilusión de que el protagonista y el autor son las mismas personas, el carácter realista es una de las carácteristicas de la novela picaresca.

Como he asistido la película, la primera impresión que tuve fue de que era una comedia, a pesar de la critica social y de la situación mala que pasa Lazarillo, si presenta con muy buen humor e ironia.

Solamente después de conocer la escrita pude comprender la verdadera intensión del autor, la obra hace una denuncia del hambre que existía entre la gente del campo y del pueblo, una crítica a las personas privilegiadas de aquella época, la iglesia.

Entre “fortunas y adversidades”, Lázaro evoluciona desde su ingenuidad inicial hasta desarrollar un instinto de supervivencia.

Los restantes y breves tratados, con totalidad de siete, narran cómo Lázaro se asienta con amos, un ciego, capellán, un maestro de hacer panderos y un alguacil y se hace aguador. Por último consigue el cargo de pregonero gracias al arcipreste de la iglesia toledana de San Salvador, quien además le ofrece una casa y la oportunidad de casarse con una de sus criadas, con la finalidad de disipar los rumores que se ciernen sobre él, ya que era acusado de mantener una relación con su criada.

Sin embargo, tras la boda los romores no desaparecen y Lázaro empeza a ser objeto de burla por parte del pueblo. Lázaro sufre la infidelidad con paciencia, después de toda una vida de ver qué es el honor y la hipocresía que encubre la dignidad realmente, ya que eso al menos le permite vivir, y con ello termina la carta, un cínico alegato autojustificativo que ridiculariza la literatura idealista del momento. Lázaro afirma que ha alcanzado la felicidad, pero para ello ha debido perder su honra, pues los rumores afirman que su mujer es la amante del arcipreste. Para mantener su posición, Lázaro hace oídos sordos a dichos rumores.

Sin duda confunde el realismo fantastico de lo maravilloso, es como una carta denuncia de los ocurridos y vividos por las personas, por eso fue censurada por la iglesia y burguesia.

Referencias Bibliográficas
  • Alborg,Juan Luis, Historia de la literatura española. Tomo I: Edad media y renacimiento. Madrid, gredos,1997 – 2a.ed.
  • Calero, Francisco. “Quién fue el autor de Lazarillo de Tormes”. Revista de estudios literarios. no.32 – junio/2006. 
Por: Mirtha Nassralla